img 91 548 34 35
info@farmaciapuerto.es
img Marqués de Urquijo, 27 - 28008 Madrid
3 jul

2013

Champú anticaspa ¿Cómo funciona?

La caspa, también denominada Pityriasis simplex o Furfuracea, es la formación excesiva de escamas o costras de piel muerta en el cuero cabelludo.

Es normal que a medida que crece la piel, las células sean empujadas hacia la capa exterior donde mueren y caen de manera imperceptible. Sin embargo, ciertas condiciones pueden provocar que el ritmo de renovación celular sea inusualmente veloz, siendo especialmente común en el cuero cabelludo. El resultado de este proceso es la caída de visibles e incómodas escamas acompañado, en muchos casos, de alteraciones en la queratina, prurito, enrojecimiento e irritación.

 

Diferentes motivos

La caspa es el resultado de una combinación de factores. Una de las más comunes es la actividad anormal de ciertos hongos y bacterias, siendo el más conocido el Pityrosporum ovale. Este hongo se encuentra de forma natural en la superficie de la piel, tanto de personas saludables como de aquellas con caspa, y metaboliza la grasa humana dando como resultado un producto secundario antihigiénico. Cuando el hongo prolifera de manera anormal, las células de esa área resultan afectadas.

Otros orígenes de la caspa puede ser la presencia de glándulas sebáceas seborreactivas, transpiración excesiva, el uso de jabones alcalinos, micosis y el estrés. Incluso los cambios que se producen entre las estaciones del año pueden contribuir a agravar el problema, al igual que el uso de ciertos tintes y geles fijadores para el cabello.

 

El champú adecuado

Algunas de las personas que tienen caspa evitan, equivocadamente, lavar su cabello porque creen que el efecto resecador del champú empeorará el problema.

Sin embargo, esto no ocurre si se utiliza un champú anticaspa adecuado, ya que no son irritantes, no resecan y la piel muerta se retira antes de que pueda acumularse en escamas más grandes y notables.

Debido a que la formación de caspa de produce como consecuencia de varios factores, la mayoría de las formulaciones anticaspa disponibles en el mercado contienen varios principios activos que actúan de manera complementaria para asegurar su eficacia. Los más utilizados son:

Zinc piritiona: es el más usado en los champús anticaspa de calidad. Además de ser un agente antifúngico y antibacteriano que reduce la proliferación del hongo Pityrosporum ovale, actúa normalizando el recambio de las células epidérmicas, consiguiendo la correcta queratinización.

Derivados del ácido undecilénico y Piroctona olamina: estos principios activos también resultan efectivos frente al hongo Pityrosporum ovale.

Ácido salicílico y urea: en las concentraciones en las que se emplean consiguen eliminar el exceso de células superficiales del cuero cabelludo debido a su poder queratolítico.

Sulfuro de selenio: previene la sustitución acelerada de las células. Hay que tener especial cuidado con los champús que presentan este compuesto porque pueden decolorar un poco el pelo y pueden producir seborrea de rebote en tratamientos continuados.

Derivados del imidazol y cloruro de benzalconio: se utilizan por ser compuestos con propiedades antisépticas.

Extractos vegetales: presentan multitud de beneficios tales como prevenir las irritaciones debido a sus propiedades calmantes, acción antiséptica y aportan suavidad, brillo y nutrición. Por ejemplo, el extracto de Mirto o de Capuchina.

 

La forma de utilizarlo

Para que los compuestos que incluyen los champús anticaspa muestren toda su actividad es conveniente dejarlos actuar durante al menos cinco minutos antes de proceder a su aclarado, si es posible masajeando el cuero cabelludo. El aclarado debe ser generoso para asegurarse que no permanecen restos que puedan producir una posterior irritación y picor.

Zinc, protección extra

En algunos casos la caspa puede estar relacionada con casos de malnutrición, particularmente con deficiencias de zinc. Este mineral se encuentra en los alimentos, fundamentalmente asociado con proteínas, como son las carnes rojas, las leguminosas y las ostras.

 

lucia-puertoLUCÍA PUERTO
Farmacéutica

Compartir :

No hay comentarios hasta el momento

Deja tu comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada